5 de diciembre de 2016

RBC: Llamamiento del PCI (m) contra el terrorismo de estado contra el pueblo de Cachemira de los gobiernos de la India y Pakistán

En la Red de Blogs Comunistas (RBC) hemos traducido el comunicado del Comite Central del Partido Comunista de la India (maoista) en el que se hace un llamamiento a oponerse al terrorismo de estado de los gobiernos de la India y Pakistán contra el pueblo de Cachemira.

!No al terrorismo de estado de India y Pakistán en Cachemira!

!Apoyemos la lucha de la nación cachemira por su libertad!



PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL


2 de octubre de 2016


¡OPONGÁMONOS AL TERRORISMO DE ESTADO CONTRA EL PUEBLO DE CACHEMIRA!

¡EXIGIMOS QUE SE DETENGA LA POLÍTICA BELICISTA, CHOVINISTA Y AGRESIVA DEL RÉGIMEN HINDUISTA, FASCISTA Y EXPANSIONISTA DE MODI CONTRA PAKISTÁN!
¡OPONGÁMONOS AL TERRORISMO DE ESTADO CONTRA EL PUEBLO DE CACHEMIRA!
¡APOYEMOS LA JUSTA LUCHA DE LA NACIÓN CACHEMIRA POR SU LIBERTAD [AZADI EN HINDI]!

Resultado de imagen de no india, no pakistanEl ataque acaecido en la noche del 18 de septiembre contra una base del Ejército indio en Uri, en el estado de Jammu y Cachemira, se saldó con 17 soldados muertos y al menos 20 heridos, dos de los cuales fallecieron más tarde. Ha sido éste el mayor golpe sufrido por el Ejército indio en Cachemira en los últimos años. Tras el ataque, los partidos de la clase dominante, encabezados por el hinduista y fascista BJP [Bharatiya Janata Party (Partido Popular Indio), en hindi] y el bloque nacionalista hindú, todos a coro, se pusieron a entonar sin descanso la cantinela patriotera antipakistaní, expresión de la agresividad expansionista india. Los partidos de la oposición competían entre sí por ver quién parecía más “nacionalista” al hacer declaraciones antipakistaníes y exigir “medidas contundentes”. Las acusaciones de la oposición y de los medios de comunicación empresariales contra el gobierno de Modi por su supuesta incapacidad para actuar “enérgicamente” y “dar una lección a Pakistán” no se hicieron esperar. Ni que decir tiene que el gobierno de Modi y la RSS [Rāṣṭrīya Svayamsēvaka Saṅgha (Organización Nacional Patriótica), en hindi] no necesitaban que nadie les espoleara para dar rienda suelta a un aluvión de invectivas contra Pakistán tras el ataque de Uri, calificándolo de “patrocinador del terrorismo”, “Estado terrorista”, “epicentro del terrorismo global”, etc.

En medio del creciente vocerío de chovinismo nacionalista, entonado por las clases dominantes indias, y de patrioterismo del mismo jaez, del gobierno de Pakistán, un portavoz del Ejército indio (Director General de Operaciones Militares en Jammu y Cachemira) declaró en una conferencia de prensa celebrada en Nueva Delhi que el ejército había llevado a cabo con éxito el 28 de septiembre un “ataque quirúrgico” al otro lado de la Línea de Control. Afirmó que habían resultado destruidas diversas “infraestructuras terroristas”, entre las que mencionó varias “plataformas de lanzamiento”, y que habían sido abatidos varios “terroristas”. Apenas unos días antes, el ejército había informado de la supuesta muerte de unos diez “terroristas” mientras trataban de cruzar la Línea de Control, según se dijo. El ejército, sin embargo, no aportó prueba alguna que confirmara tal extremo. De igual modo, desde diversos ámbitos nacionales e internacionales se ha puesto en duda la veracidad del calificado como “ataque quirúrgico”. Algunos periodistas que visitaron la Línea de Control por el lado de la Cachemira ocupada por Pakistán y hablaron con habitantes de la zona no pudieron encontrar ninguna prueba de “ataques quirúrgicos” del Ejército indio. La presión sobre el gobierno indio para que aporte pruebas ciertas no ha dejado de aumentar, si bien hasta ahora éste se ha negado obstinadamente a mostrarlas.

En realidad, el modo en que el gobierno efectuó el anuncio del “ataque quirúrgico” y el hecho de que más tarde se negase a dar pruebas concretas cuando se le solicitaron, es motivo suficiente para sospechar de la verdad de todo el asunto. Este “ataque quirúrgico” guarda enorme similitud con el modus operandi del gobierno de Modi después de que, el año pasado, el Ejército indio sufriera un gran número de bajas en un ataque llevado a cabo por el NSCN [Consejo Nacional Socialista de Nagaland/Nagalim, en sus siglas en inglés], dirigido por SS Khaplang, en Manipur. A posteriori, el gobierno de Modi declaró públicamente que el ejército había llevado a cabo un ataque en territorio de Myanmar en el curso de una “persecución en caliente” de la guerrilla de Nagaland y que había matado a varios de sus integrantes, aseveración que sigue sin demostrarse y que fue desmentida rotundamente tanto por dicha organización como por el gobierno de Myanmar. El anuncio del reciente “ataque quirúrgico” parece estar motivado, igualmente, más por razones políticas que por necesidades militares. Su principal objetivo es aplacar al electorado hinduista del BJP/Bloque nacionalista hindú y poner a los partidos de la oposición a la defensiva. Pero el hecho mismo de realizar tales afirmaciones demuestra ampliamente que por muy susceptible que sea en lo tocante a la “unidad e integridad” de “Bharat Mata” [“Madre India”, en hindi], el gobierno de Modi no tiene escrúpulos en violar la soberanía y la integridad territorial de otros países y naciones, incluidos nuestros vecinos, si es en interés de las clases dominantes y de sus amos imperialistas, en especial del imperialismo norteamericano. De hecho, la agresión y la intervención militar contra nuestros vecinos ha sido siempre la política de los gobernantes expansionistas indios y sigue siendo una parte integral de la agenda fascista brahmánico-hindú, que pasa por establecer el gran “Hindu Rashtra” [“Estado hindú”, en hindi] en todo el sur de Asia. En el pasado, ya algunos portavoces del BJP hicieron público su compromiso de establecer el “Akhand Bharat” [“La gran India unida”, en hindi] por medios pacíficos. La responsabilidad de poner al país al borde de la crisis actual recae sobre esta política expansionista de las clases dominantes indias.
 
Pero, aunque se soslaye la cuestión de si el “ataque quirúrgico” se produjo realmente o no, se puede afirmar con bastante seguridad que el gobierno de Modi tomó la decisión de hacer pública dicha aseveración para tratar de recomponer su penosa imagen a nivel nacional e internacional tras el fracaso absoluto y manifiesto de su política en Cachemira. Incapaz de responder de otro modo que no fuese por la fuerza militar –hasta la fecha, se ha cobrado las vidas de casi un centenar de cachemires y más de 20.000 han resultado heridos– al actual levantamiento, histórico y sin precedentes, de las masas de Cachemira, el gobierno de Modi necesitaba un pretexto para desviar la atención del mundo de las atrocidades cometidas por las fuerzas de ocupación indias en Cachemira. El gobierno pretendía trocar su imagen de terrorista de Estado en Cachemira por la de víctima del “terrorismo transfronterizo promovido por otro Estado”. Y se encontró con tal pretexto en el ataque de Uri.

Por otro lado, el gobierno de Modi estaba buscando la ocasión de canalizar sin riesgos el creciente descontento de las masas del país hacia un “enemigo” exterior. Desde las últimas elecciones legislativas, el Bloque nacionalista hindú y el BJP no han dejado de trabajar de forma planificada para ganarse a las castas desfavorecidas y a los dalits con el fin de consolidar su base social y minimizar la resistencia ante sus decisiones reaccionarias y antipopulares. Utilizando la maquinaria del Estado, el BJP de Modi ha presentado a bombo y platillo varios programas dirigidos a los trabajadores, campesinos, castas desfavorecidas, dalits, adivasis, mujeres y a los más pobres de entre los pobres. Aun así, la política económica de Modi ha fracasado por completo a la hora de mitigar la agudísima crisis social y el descontento resultante. Ha fracasado absolutamente en su supuesta intención de traer “achhe din” [“días mejores”, en hindi] a la gran mayoría de la población del país. Los “achhe din” siguen siendo sólo el privilegio de los imperialistas y de una minúscula minoría de gentuza: los grandes capitalistas, los grandes terratenientes, los políticos de la clase dominante, los burócratas y altos funcionarios del gobierno, etc. Durante más de dos años de gobierno, Modi ha demostrado su absoluta incapacidad para resolver cualquiera de las candentes cuestiones económicas, políticas y sociales que afectan a las masas y para abordar su descontento. Este descontento se expresa a través de diversos movimientos de masas de los trabajadores, campesinos, castas desfavorecidas, dalits, adivasis, estudiantes, empleados, minorías religiosas, nacionalidades oprimidas, etc., entre los cuales, el actual estallido en Cachemira es el más activo y amplio.

Otro factor que subyace en la agresividad del gobierno de Modi hacia Pakistán es la proximidad de las elecciones a la Asamblea Nacional. También son de gran importancia para el BJP las elecciones en Uttar Pradesh, seguidas de las de estados como el Punyab y Gujarat, donde está en juego el destino de sus gobiernos en solitario o en coalición. Es mucho lo que se juega el BJP y más después de su absoluto fracaso en las recientes elecciones legislativas celebradas en Bengala, Kerala, Tamil Nadu y Pondicherry (podría alcanzar una victoria de consolación tan sólo en Assam debido principalmente a los 15 años de desgobierno del Partido del Congreso). Es por ello que, ante las próximas elecciones y al servicio exclusivo de sus intereses particulares, el BJP y el Bloque nacionalista hindú se han entregado a la desesperada a la retórica pseudonacionalista contra Pakistán.

Así pues, el gobierno de Modi ha utilizado el ataque de Uri para lograr principalmente dichos objetivos. Su respuesta al ataque de Uri, junto con sus esfuerzos diplomáticos para “aislar” a Pakistán en el plano internacional, concuerda plenamente con la política de las clases dirigentes indias: opresión nacional en Cachemira y expansionismo a costa de los países vecinos. Aunque ésta ha sido la política seguida por todos y cada uno de los gobiernos desde 1947, nunca se había reflejado de modo tan brutal, tan despiadado y tan cínico como con el actual gobierno de la Alianza Democrática Nacional que encabeza el fascista y brahmánico-hindú BJP. No es de extrañar que todos los partidos parlamentarios, incluidos los revisionistas del PCI (Marxista) y del PCI, se pronuncien en términos semejantes al BJP y respalden a la banda fascista y xenófoba de los Modi-Amit Shah-Mohan Bhagavat-Rajnath-Parikkar, puesto que todos ellos representan los mismos intereses de la clase dirigente india.

No contento con la historia del “ataque quirúrgico”, el gobierno de Modi se ha lanzado a una virulenta campaña de chovinismo nacionalista y está tratando de desencadenar la histeria bélica en el país. El gobierno de Modi está empeñado en crear un ambiente de guerra: ha desplegado fuerzas militares y paramilitares adicionales en la frontera, ha efectuado bombardeos y disparos al otro lado de la línea, ha ordenado a los residentes de la zona de la frontera internacional que abandonen sus hogares, ha declarado la “alerta máxima” en los estados limítrofes, ha seguido con sus sospechosas declaraciones, como la de haber “detectado” “terroristas” en Mumbai, etc. Ha dado al traste con la Cumbre de la Asociación Sud-Asiática para la Cooperación Regional, al presionar a varios países de Asia meridional con la amenaza de recortar los intercambios económicos y rebajar las relaciones diplomáticas, así como de derogar el tratado de larga data de aprovechamiento compartido de agua con Pakistán y otras medidas de cariz semejante. Al mismo tiempo, el gobierno de Modi ha intensificado sus esfuerzos diplomáticos a fin de recabar apoyo internacional para su ocupación y represión en Cachemira, su agresión contra Pakistán en nombre de la “guerra global contra el terrorismo” y su “aislamiento” internacional. Para ello, ha buscado el apoyo principalmente del gobierno de Estados Unidos.
Resultado de imagen de cachemira entre india y pakistan

El gobierno paquistaní de Nawaz Sharif, por su parte, ha redoblado su retórica antiindia y patriotera como respuesta, fundamentalmente, a la situación interna reinante en su país. Las clases dirigentes paquistaníes se enfrentan a una ira popular creciente debido a la crisis económica y política cada vez más profunda y a la agudización de las contradicciones sociales en el país. Las políticas estratégicas y económicas proimperialistas llevadas a cabo por el gobierno de Nawaz Sharif, las operaciones militares en curso contra las minorías nacionales y los grupos islámicos, su reticencia a apoyar el movimiento de liberación de Cachemira en el pasado, etc., están provocando un profundo malestar entre las masas pakistaníes. En este contexto, los principales partidos de la clase dirigente del país, incapaces siquiera de sentarse juntos para tratar cualquier asunto, han conseguido unirse para dar a la India una “respuesta adecuada” y están animando a las masas para que cierren filas en torno al gobierno. También Pakistán ha intensificado sus preparativos militares y está empleando un lenguaje nacionalista y chovinista para crear un ambiente de guerra.

Mientras los gobernantes paquistaníes invocan la cuestión de Cachemira con la promesa de darle todo su apoyo y recalcan en los foros internacionales el papel opresor de la India, los gobernantes indios, en un intento por superar a su rival, han comenzado a plantear el tema del movimiento de liberación nacional de Baluchistán. Las clases dominantes de cada uno de los dos países afirman respaldar a los movimientos de liberación nacional de su oponente, al tiempo que subyugan a las nacionalidades oprimidas y aplastan a los justos movimientos de liberación nacional que hay dentro de sus propias fronteras. Esto demuestra con claridad el oportunismo y el rotundo fracaso de las clases dominantes de ambos países. Plantean la cuestión de la opresión nacional y del derecho a la autodeterminación de las nacionalidades oprimidas sólo para servir a sus propios intereses de clase y al de las potencias imperialistas, y no por una auténtica solidaridad hacia las naciones y los pueblos en lucha. En consecuencia, las clases dirigentes de Pakistán o la India no son, y nunca podrán serlo, los aliados genuinos, dignos de confianza y creíbles del pueblo de Cachemira o del de Baluchistán en sus luchas de liberación nacional.

El origen de este pulso entre las clases dominantes de la India y Pakistán por la cuestión de Cachemira está en el conflicto de sus intereses económicos y estratégicos. Como compradores del imperialismo, representan también los intereses de las diferentes potencias imperialistas que las respaldan. Es mucho lo que Estados Unidos, Gran Bretaña y la UE se juegan económica y militarmente en ambos países del sur de Asia. La India es un mercado extremadamente importante para el imperialismo estadounidense, y más en un momento en el que, como el actual, se encuentra bajo los efectos de una grave crisis económica y financiera. De ahí que EEUU necesite que la economía india se abra aún más al saqueo neocolonial y a la explotación sin límites, fortaleciendo su control sobre la India. A su vez, EEUU considera a la India como un centro estratégico importante para contener la creciente influencia de sus rivales en Asia (Rusia y China) –de China específicamente en la región del Pacífico asiático–, en especial cuando los vínculos económico-diplomático-militares de Pakistán con ambos países se están ampliando. 

En este contexto de creciente conflicto interimperialista entre los Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y Rusia, China e Irán, por otro (que se manifiesta muy especialmente en la pugna por Siria y Ucrania), Estados Unidos quiere que la India esté firmemente de su lado. Las estrechas relaciones de Rusia con algunas exrepúblicas soviéticas de Asia central y los crecientes lazos económicos de China con ellas son otra causa de preocupación para Estados Unidos. El gobierno indio es también un importante aliado de Estados Unidos en su “guerra global contra el terrorismo”. En ese sentido, Estados Unidos y sus aliados imperialistas están alentando y utilizando la ambición de poder de las clases dominantes indias, y satisfaciéndola, hasta cierto punto, para asegurarse una mayor integración de la economía india en el mercado imperialista mundial.

Al mismo tiempo, no obstante, Estados Unidos también pretende que Pakistán esté de su parte para defender sus intereses económicos y estratégicos en Asia meridional, central y occidental, en su guerra en Afganistán y para contrarrestar a Rusia y China. Por lo tanto, no es probable que EEUU y sus aliados accedan a la pretensión del gobierno indio de aislar a Pakistán internacionalmente y de detener la “ayuda/asistencia” económica, diplomática y militar que recibe. Los esfuerzos del gobierno indio por aislar a Pakistán en el ámbito internacional, con el objetivo de obligarle a dejar de apoyar al movimiento cachemir, no tendrán éxito. El apoyo estratégico de las potencias imperialistas a sus compradores indios y paquistaníes continuará relativamente inalterado a corto plazo, aunque el alcance y el nivel de dicho apoyo puedan experimentar algunas variaciones tácticas de acuerdo con los cambios en la política internacional y en el equilibrio de fuerzas. Puesto que detrás del choque de intereses entre los gobiernos compradores de los dos países está el enfrentamiento entre las potencias imperialistas, la tensión y la acritud mutua entre ambos países seguirán existiendo e incluso podrán intensificarse con el agravamiento de las contradicciones fundamentales en el mundo.
 
En este contexto, es evidente que mientras las clases dirigentes indias persistan en su pretensión de suprimir el derecho a la autodeterminación del pueblo cachemir, prosigan con sus políticas xenófobas y fascistas hacia los musulmanes y mantengan su injerencia en los asuntos internos de los países del sur de Asia, en especial de Pakistán, no podrán evitar ataques como el de Uri. Como tampoco podrán las clases dominantes pakistaníes evitar que los pueblos y naciones oprimidos practiquen la resistencia armada contra el sometimiento y la opresión. Mientras las clases dominantes compradoras de ambos países continúen cediendo a los intereses estratégicos y económicos del imperialismo, nunca podrán contener la rebelión popular, armada o desarmada.

El Comité Central del PCI (Maoísta) llama al pueblo de la India a tomar conciencia de las maquinaciones nacional-chovinistas de las clases dirigentes indias, tramadas por el gobierno de Modi y los partidos parlamentarios contra Pakistán. Los pueblos de la India y Pakistán no tienen nada que ganar con una escalada militar o una guerra entre ambos países y sí mucho que perder. Serán los pueblos de ambos países quienes tendrán que soportar la enorme carga financiera de una eventual movilización militar a gran escala en la frontera, en función de la intensidad y del alcance de tal despliegue. Por lo tanto, exhortamos al pueblo a que se oponga a cualquier tipo de intervención expansionista del gobierno indio contra la Cachemira ocupada por Pakistán y contra Pakistán, ya sea mediante “ataques quirúrgicos”, la agresión militar directa o sanciones económicas o diplomáticas. El Comité Central reitera su inequívoco apoyo al derecho del pueblo de Cachemira a la autodeterminación, incluyendo la secesión de la India, e insta al pueblo indio a defender firmemente este derecho del combativo pueblo cachemir. Al pueblo de Cachemira le decimos: “¡No estáis solos!” ¡Opongámonos a la ocupación india de Cachemira y al terrorismo de Estado continuado de las fuerzas armadas indias! ¡Apoyemos la lucha de la nación cachemira por su libertad! ¡Exigimos que se detenga la política belicista, chovinista y agresiva del gobierno indio que dirigen los fascistas hinduistas para fomentar el expansionismo! ¡Exigimos que se ponga fin a las amenazas e intimidaciones contra artistas y ciudadanos paquistaníes en la India! ¡No rotundo a cualquier tipo de guerra con Pakistán!

(Abhay)
Portavoz
Comité Central 
PCI (Maoísta)

4 de diciembre de 2016

El obrero hambriento

La influencia y orientación que Mariátegui, con su docencia, impartiera, interesado en el
Mariategui y una delegación de trabajadores de Morococha, 1929
crecimiento cultural de la clase trabajadora, influyó en el desarrollo de la cultura proletaria peruana, al aparecer publicaciones dirigidas a la clase obrera y donde esta podía expresarse, rompiendo los límites del monopolio burgués de la cultura.

Así, a principios del siglo XX surgen poetas del seno de la clase trabajadora y campesina que usarán sus versos para extender la toma de conciencia de clase y de la explotación capitalista. La importancia que estos trabajadores le dieron a la cultura, tradicionalmente en manos de la burguesía, fue determinante para que se forjara la poesía proletaria, como expresión de una literatura clasista.

Como Lenin, Mariategui sabía lo importante que era para la revolución que los trabajadores hicieran suya toda la cultura burguesa anterior, para poder crear una cultura nueva y socialista, y por eso da enorme importancia a la lectura, al estudio, a la formación y a fomentar el espíritu de autosuperación continua. Para ello, se fomentan los órganos culturales obreros, como revistas, asociaciones, escuelas, etc.

Como explicaba Lenin a la Juventud Comunista, en su texto de 1920 "Si no nos damos perfecta cuenta de que sólo se puede crear esta cultura proletaria conociendo exactamente la cultura que ha creado la humanidad en todo su desarrollo y trasformándola, si no nos damos cuenta de esto, jamás podremos resolver este problema. La cultura proletaria no surge de fuente desconocida, no brota del cerebro de los que se llaman especialistas en la materia. Sería absurdo creerlo así. La cultura proletaria tiene que ser desarrollo lógico del acervo de conocimientos conquistados por la humanidad bajo el yugo de la sociedad capitalista, de la sociedad de los terratenientes y los burócratas. Estos son los caminos y los senderos que han conducido y continúan conduciendo hacia la cultura proletaria, del mismo modo que la economía política, trasformada por Marx, nos ha mostrado adónde tiene que llegar la sociedad humana, nos ha indicado el paso a la lucha de clases, al comienzo de la revolución proletaria"

Una de las primeras muestras de poesía proletaria en el Perú, nacidas en el seno de la clase trabajadora que se va formando e interesando por la cultura pasada para construir una cultura nueva, proletaria, es El obrero hambriento, de A. Hekshen, escrita en Lima, el 1 de mayo de 1920, y publicada en Lima, en la primera quincena de julio de 1920 en la Revista "El Obrero Textil"

Imagine similarăEl obrero hambriento:

Soy un obrero
mísero hambriento,
no tengo aliento
ni para hablar;
y así trabajo,
ando y reviento
porque tengo hijos
allá en mi hogar.

¿Está en las leyes
de la Natura,
mi triste suerte,
mi condición?
-Y la Justicia
desde su altura
está en las leyes
me respondió.

Está en las leyes
de los tiranos,
que en su provecho
suelen hacer;
y aunque trabajes
nunca en tus manos
lo suficiente
podrás tener.

Tu eres el brazo
de la riqueza
¿por qué...?
Porque eres el productor,
pero la clase,
rica y burguesa
se lleva el fruto
de tu sudor.

Tú que trabajas
humildemente,
que no eres pillo
ni eres ladrón;
pasas la vida
miserablemente
y eres esclavo
de un vil mandón.

Quieres obrero
sobre el planeta
cambiar de suerte
de condición
¡entonces canta
con el poeta!
¡viva la huelga
viva la unión!

3 de diciembre de 2016

Llamamiento para la liberación de los presos políticos en Filipinas

Hemos traducido para su difusión la comunicación recibida de la Coalición de Campesinos Asiática (APC), haciendo un llamamiento a la solidaridad en la lucha por la liberación de los presos políticos en Filipinas.

Cuestionatelotodo

***

Estimados miembros y colegas de APC,

Todavía hay 400 presos políticos injustamente encarcelados y que languidecen en las cárceles deFilipinas. El Gobierno de la República de Filipinas (GRP) no ha liberado a más presos políticos a pesar de los acuerdos con el Frente Democrático Nacional de Filipinas (FNDF).

El Kilusang Magbubukid ng Pilipinas (KMP) ha declarado que "la reciente muerte del preso político campesino Bernabé Ocasla ha puesto de relieve la negligencia del gobierno en lo relativo a las condiciones de los presos comunes y la fingida sinceridad del GRP en las negociaciones de paz". Ocasla es el primer preso político muerto en prisión bajo la administración de Duterte. Por lo menos otros doce (12) murieron durante el régimen de Aquino.

La mayoría de los 400 prisioneros políticos aún encerrados en Filipinas son agricultores y defensores de la reforma agraria que fueron arrestados, acusados ​​de delitos prefabricados, y encarcelados debido a su lucha por la tierra y por los derechos democráticos. Al menos 296 de ellos fueron detenidos ilegalmente durante la administración de Aquino, mientras que 15 fueron detenidos bajo la administración de Duterte.

El próximo lunes 5 de diciembre, líderes campesinos, defensores de la reforma agraria, consultores del Plan de Paz del Frente Democrático Nacional de Filipinas (FNDF) y familias de presos políticos llevarán a cabo una protesta y una vigilia en Mendiola (cerca del palacio Malacanang en Manila) en solidaridad con todos los presos políticos que están en huelga de hambre para llamar a la liberación inmediata de todos los presos políticos mediante una amnistía general.

El representante del Partido Anakpawis, Ariel Casilao, participara en la huelga de ayuno.

El Secretario de la Reforma Agraria Rafael Mariano también mostrará su apoyo y exigirá la liberación de todos los presos políticos campesinos.

Le pedimos a usted ya su organización que apoyen a los presos políticos filipinos a través de las siguienes acciones:

1. Envíe cartas, correos electrónicos o mensajes de fax pidiendo:

a. La liberación inmediata de los 400 presos políticos, especialmente los enfermos, los ancianos, las mujeres y los que han estado encarcelados durante más de 10 años;

b.. El Gobierno de Filipinas debe respetar y cumplir sus compromisos en la primera y segunda ronda de las conversaciones de paz de entre GRP-FDNF bajo la administración Duterte.

Imagini pentru PCF filipinas
Puede enviar su petición o las comunicaciones al contacto de más abajo.

2. Apoyar la petición en línea de Peregrinos por la Paz firmándola y difundiéndola. Puede acceder a la petición a través de: https: //www.change.org/p/release-political-prisoners-in-the-philippines-support-the-grp-ndfp-peace-talks.

3. Usted puede tomar fotos individuales o grupales de gente sosteniendo carteles con el texto: ¡Libere a todos los prisioneros políticos filipinos! Libera a los defensores! Cargue las fotos mencionadas en su cuenta de Twitter y Facebook y etiquete lo siguiente: @asianpeasantcoalition @rodyduterte @bebotbello @peacegovph Utilice el hashtag #AmnestyNowPH #FreeAll #PoliticalPrisonersPH.

4. Mantenga la solidaridad ayunando en sus comunidades o lugares de trabajo. Los huelguistas de hambre tomarán líquidos, pero no comida sólida, mientras que los que ayunan renuncian a una o dos comidas.

!Muchas gracias por su apoyo continuo!

La Secretaría de Asian Peasant Coalition (APC)

=========================

Direcciones para enviar las peticiones:

H.E. Rodrigo Duterte
President of the Republic,
Malacañang Palace, JP Laurel St., San Miguel, Manila Philippines
Voice: (+632) 564 1451 to 80 | Fax: (+632) 742-1641 / 929-3968
E-mail: op@president.gov.ph or send message through http://president.gov.ph/contact-us/

Hon. Jesus Dureza
Presidential Adviser on the Peace Process,
Office of the Presidential Adviser on the Peace Process (OPAPP),
7th Floor Agustin Building I, Emerald Avenue, Pasig City 1605
Voice:+63 (2) 636 0701 to 066 | Fax:+63 (2) 638 2216
Email: stqd.papp@opapp.gov.ph, feedback@opapp.net

Ret. Maj. Gen. Delfin Lorenzana
Secretary, Department of National Defense,
Room 301 DND Building, Camp Emilio Aguinaldo,
E. de los Santos Avenue, Quezon City
Voice: +63(2) 911-6193 / 911-0488 / 982-5600 | Fax:+63(2) 982-5600
Email: info@dnd.gov.ph, webmaster@dnd.gov.ph

Hon. Vitaliano Aguirre
Secretary, Department of Justice, Padre Faura St., Manila
Direct Line 521-8344; 5213721 | Trunkline: 523-84-81 loc.214 | Fax: (+632) 521-1614
Email: communications@doj.gov.ph

Hon. Jose Luis Martin Gascon
Chairperson, Commission on Human Rights, SAAC Bldg.,
UP Complex, Commonwealth Avenue Diliman, Quezon City, Philippines
Voice: (+632) 928-5655, 926-6188 | Fax: (+632) 929 0102
Email: chairgascon.chr@gmail.com

29 de noviembre de 2016

El 34% de los trabajadores españoles ganan menos del salario mínimo y el 47% no llega a mileurista

De por sí, el salario mínimo en España es ridículo, pero aun así en España hay casi 6 millones de trabajadores que ganan todavía menos. Es decir, hay 5.9 millones de trabajadores que no alcanzan el salario mínimo interprofesional, que es, para esta anualidad, de 9.080,40 euros brutos en 14 pagas. 

Gráfico: Insurgente
Los datos los ofrece la Agencia Tributaria y muestran que el número de los que llaman Working Poor, o trabajadores pobres, no cesa de aumentar en España desde 1999. Tanto es así que España cuenta con un 1,16% más de trabajadores pobres que el año anterior, cuando había 5,8 millones. El incremento es del 10,9% si se pone en relación con el inicio de la crisis (2008), cuando había 5,37 millones.

Es más, estos trabajadores que no llegan al salario mínimo representan el 34,4% del total de todos los asalariados, siete puntos porcentuales más que en comparación con 2008 (27,8%). Es decir, muchos trabajadores no tienen una continuidad suficiente en sus trabajos como para haber recibido, al final del año, la cantidad fijada como SMI.

España también bate sus propios records en otras situaciones lamentables, al alcanzar los 8,16 millones de asalariados que no lograron alcanzar en el conjunto del año una renta equivalente a 1.000 euros brutos al mes. Este colectivo ya representa el 47% del total, según la Agencia Tributaria. Es decir, solo la mitad de los trabajadores llegan a mileuristas.
Gráfico: Insurgente
Por otro lado, mientras el número de personas con un renta más reducida ha caído, el salario medio anual creció en 2015 por primera vez en España tras cuatro ejercicios consecutivos de retroceso. Este se situó en 18.645 euros brutos anuales, lo que supone un leve aumento del 1,2% en relación con el ejercicio anterior. Si se compara con 2008, a las puertas de la crisis, el descenso se sitúa en un 1,8%. Y es que entonces la nómina media fue de 18.996 euros.

En todo caso, el aumento del salario medio es consecuencia del importante aumento de los salarios más altos, mientras, como se ha visto más arriba, los salarios más bajos lo que han aumentado es el número de trabajadores que los cobran. Así, e sueldo del 10% que más cobra en España aumentó en 167,56 euros mensuales en el año 2015, esto es, ganaron un 3,63% más que en el ejercicio anterior, según los datos de salarios medios publicados por el INE. Es decir, el 10% que más cobra en España elevó su salario medio bruto mensual hasta 4.784,5 euros. Desde el año 2007, justo antes del estallido de la crisis, los salarios más altos han aumentado en más de 1.100 euros al mes.

Mientras tanto, el salario medio bruto del 10% con menores sueldos fue de 420 euros al mes. Esto es, casi 230 euros por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2015 fue de 648,6 euros.

En cuanto a los trabajadores de lo que antes se llamaba "clase media", el salario bruto de las clases medias ha aumentado con respecto al inicio de la crisis, pero lo ha hecho de forma decreciente, esto es, los que más cobran han ido ganando más y los que menos cobran, han ganado menos.









           
En resumen, la consecuencia general y resumida de los efectos del capitalismo sobre los trabajadores en España es que la brecha salarial entre el 10% que más gana y el 10% que menos gana se ha ampliado un 42%. Como se explica en el estudio sobre el impacto de las diferencias salariales en los hogares -publicado por Oxfam-, España bajo el régimen capitalista ha vivido en los últimos 15 años el siguiente proceso: la concentración de la renta por parte de una minoría de la población y el aumento de la brecha entre los salarios más altos y más bajos, que han bajado más.

Entre las causas de esta situación está la creciente tasa de temporalidad fomentada por las sucesivas reformas laborales de los gobiernos del régimen, PP-PSOE, que han ido recortando derechos y estabilidad a los trabajadores para bien de las empresas. Por supuesto, el motivo principal de la creciente desigualdad entre ricos y pobres y el aumento de las penurias de los trabajadores en general es la barbarie capitalista, sistema que se basa precisamente en la explotación de una minoría sobre la mayoría y la tendencia, a falta de oposición de esta, a reducir el nivel de vida y la tasa de participación en la riqueza por ella producida de la clase trabajadora. Capitalismo, pues, es sinónimo, aunque a los progres les sorprenda o se hagan los tontos, de injusticia y desigualdad.

28 de noviembre de 2016

Comunicado de la Red de Blog Comunistas por el fallecimiento de Fidel Castro

La Red de Blog Comunistas (RBC) rinde homenaje revolucionario a Fidel Castro Ruz, líder de la Revolución cubana y figura fundamental en la historia de la segunda mitad del siglo XX.

Con la muerte de Fidel Castro se pone fin simbólicamente al ciclo revolucionario iniciado en 1917.

No es éste el momento de entrar en valoraciones políticas sobre el papel de Fidel Castro en el devenir del Movimiento Comunista, de la lucha de clases a nivel internacional y de la construcción del socialismo en Cuba. Más pronto que tarde, un nuevo ciclo de revoluciones triunfantes sabrá aventar de su legado la paja del grano con que alumbrar un nuevo mundo sin explotación capitalista.

En todo caso, a los miembros de la RBC no nos cabe duda de que el espíritu internacionalista y la firmeza antiimperialista de Fidel Castro y de la Cuba revolucionaria que dirigió serán fuente inmarcesible de inspiración para todas las futuras revoluciones proletarias.

26 de noviembre de 2016

Milton Wolff, La España de Franco, amenaza para la paz mundial (traducción completa descargable)

Milton Wolff fue el último comandante del Batallón Lincoln de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española y un icono en Estados Unidos, tras su regreso en 1939, por su lucha contra el capital y a favor de los derechos políticos y sociales.
Nació el 7 de octubre de 1915 en Brooklyn, barrio obrero de Nueva York, desde el que llegaron a España muchos voluntarios comunistas. Así lo relata Wolff en su libro Member of the Working Class (Miembro de la clase obrera), una obra a medio camino entre la novela y la autobiografía en la que relata los tiempos de compromiso y lucha de su juventud.
Después de volver a Estados Unidos en 1939, se convirtió en un destacado referente del antifascismo, defendiendo la alianza con la Unión Soviética contra el nazismo y los países del Eje. Nuevamente, para derrotar al fascismo, se alistó en 1942 en el Ejercito norteamericano cuando su gobierno se unió a la lucha contra la Alemania nazi y el Japón imperial en la II Guerra Mundial.

Tras la victoria del Ejército Rojo contra el nazismo y, por ende, de sus aliados, a su vuelta a casa Wolff y otros veteranos de la Lincoln continuaron trabajando a favor de la implantación de la democracia en España, presionando al Departamento de Estado para que rompiera las relaciones con la España de Franco y prestara asistencia a los refugiados españoles y prisioneros del régimen franquista. Sin embargo, el gobierno de los Estados Unidos se encontraba ya en pleno proceso de creación de una alianza anticomunista, lo que incluía a la España de Franco entre sus principales aliados. La lucha por nuestro país de los excombatientes de la Brigada Lincoln llevó en 1947 al Departamento de Justicia de los EEUU a considerarlos como organización peligrosa y a detener a algunos de sus miembros en 1950.
Imagini pentru milton wolf brigadista
Este contexto histórico es el marco en el que Milton Wolff, héroe de la lucha por la libertad de España y de su país, Estados Unidos, escribió la obra que hemos traducido al castellano en Cuestionatelotodo, con la colaboración del camarada Sade, La España de Franco, amenaza para la paz mundial, mientras era Coordinador de actividades del Comité de Acción para Liberar España ¡Ahora! (Action Committee to Free Spain Now, en inglés). 
En este texto, en el que se muestra cómo el gobierno norteamericano no tardó mucho en pasarse del lado del fascismo tras ver ondear la bandera roja sobre el Reichtag, Wolff exige la actuación urgente de las Naciones Unidas contra el franquismo que, como bien afirma, fue una cuña del Eje fascista entre los países aliados y una amenaza grave para la paz recién recuperada. Tristemente, cuando llegó el momento de su muerte, en 2008, Wolf había tenido que asistir a la ofensiva exitosa del capital contra el trabajo y a la restauración de la dictadura de la burguesía en la mayoría de los lugares donde el socialismo y la democracia se habían proclamada tras la Segunda Guerra Mundial.

Wolff advierte:

"Franco, miembro del Eje, no ha sido derrotado aún, a pesar de que medio mundo exige una actuación inmediata. Y no sólo no ha sido derrotado, SINO que cuenta con el apoyo y el sostén de Argentina, Gran Bretaña y nuestros propios Estados Unidos de América. Los pueblos del mundo y la mayoría de sus representantes en las Naciones Unidas han comprendido la sencilla verdad de que no podemos construir la paz mientras el fascismo siga atrincherado en España".

Recordemos las palabras y el ejemplo de Milton Wolff, espejo de luchadores revolucionarios.
El texto de Wolff se puede leer y descargar a continuación:

El pueblo cubano siempre le estará agradecido

Imagini pentru fidel armadoLideró al pueblo cubano de la única forma posible de que los trabajadores conquisten la libertad, arma en mano, y mientras fuera presidente del país no se coqueteó con el imperialismo, siguiendo las palabras del Ché Guevara de que "al imperialismo ni un tantito así".

Ha quedado un vacío enorme en la historia de la lucha por un mundo mejor, por el socialismo, pero la historia sigue adelante, y sin duda habrá nuevas revoluciones, nacerán nuevos revolucionarios que lideren a sus pueblos hacia la liberación y que, con seguridad, tendrán entre sus referentes a aquel puñado de guerrilleros de Sierra Maestra dispuestos a caer derrota tras derrota hasta la victoria final.

Como todos los mortales, susceptibles de crítica, seguro que Fidel  tuvo defectos y cometió errores, pero si hay algo de lo que no cabe duda es de que su pueblo siempre le estará agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...